Jaime Palop (Emasesa): «Sin concienciación no habrá solución al cambio climático»

La lucha contra el cambio climático continúa en la agenda de entidades, gobiernos y medios de comunicación de todo el mundo. Antes de la aparición del coronavirus, este era el principal foco de interés internacional y, a pesar de que ahora ha quedado desplazado por la urgencia de la pandemia, cada vez son más las voces que se alzan para recordar que no se puede dejar de lado esta amenaza global. Una de las organizaciones con mayor implicación en este sentido es Emasesa, compañía encargada de gestionar el ciclo integral del agua en el área metropolitana de Sevilla y que recientemente ha abierto una consulta pública para redactar su propia hoja de ruta ecológica.

Su consejero delegado, Jaime Palop, concreta que la iniciativa comenzó en julio de 2019 cuando el consistorio sevillano aprobó el Plan de Emergencia Climática y estableció los años que van de 2020 a 2030 como década crucial para intervenir. «Lo tomamos como un mandato dirigido a todos los departamentos municipales y nos pusimos manos a la obra, ya que el 69% del accionariado de la empresa es propiedad del ayuntamiento», aclara.

El máximo responsable de la organización subraya que «el texto hace mención específica a la participación de la población a la hora de tomar decisiones», algo que no es nuevo para Emasesa: «Nuestra compañía siempre ha tenido esta vocación; sirva como ejemplo la creación del observatorio del agua«. Jaime Palop explica que este órgano asesor lleva cuatro años funcionando y está constituido por expertos, organizaciones ecologistas, investigadores de la universidad, usuarios y consumidores. “Ha servido en numerosas ocasiones para consensuar medidas que afectaban a las infraestructuras o a otros aspectos”.

El primer paso para definir una estrategia frente a los efectos del cambio climático fue confeccionar un documento que recoge 50 medidas concretas, con el propósito de ofrecer un suministro de agua adaptado a las necesidades actuales. «Para elaborarlo se contó con la colaboración de diferentes organizaciones, entidades locales de nuestro ámbito de acción, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, asociaciones de vecinos o nuestros propios empleados, entre otros. Ahora se somete a consulta ciudadana«, matiza Jaime Palop, quien hace un llamamiento a la implicación de todo aquel que desee aportar sus ideas, opiniones y sugerencias a través del canal habilitado en su página web.

 

Más información aquí